La lucha entre los Ya y los Ye

La lucha entre los Ya y los Ye

Parece que ha existido por siglos y existe una especie de "guerra santa" entre los partidarios de la forma "Yaho" y los de la forma "Yeho". La intensidad de esta lucha se exacerba a causa de las motivaciones y creencias religiosas sobre las que descansa. Cada uno presenta sus argumentos basados en evidencias y remiten a sus fuentes históricas y arqueológicas.

Para algunos parece muy simple, pues afirman: "Hace ocho siglos, el famoso talmudista, Moisés Maimónides, llegó a la conclusión correcta: no hay ningún misterio místico, pues el nombre de Dios se pronuncia simplemente como se escribe o de acuerdo con sus letras, como dice el Talmud." 13 Pero claro, el problema es saber o estar seguro sobre cómo se pronuncia cada letra o bien la secuencia con su correspondiente vocalización. El principal problema lo tenemos con la letra "he".

 

Según George Buchanan, profesor emérito del Seminario Teológico Wesley, de la ciudad de Washington (E.U.A.) la pronunciación del nombre puede rastrearse a partir de nombres teofonos cuando dice: ""En la antigüedad, los padres solían dar a sus hijos nombres que incorporaban el de sus dioses, y cuya pronunciación dependería de la del nombre de la deidad. El Tetragrámaton se empleaba en los nombres propios y siempre se usaba la vocal intermedia".14 Ejemplos: Jonatán, que en la Biblia hebrea es Yoh·na·thán o Yehoh·na·thán, significa "Yaho o Yahowah ha dado", indica Buchanan. Así mismo, considera que el nombre hebreo del profeta Elías, ´E·li·yáh o ´E·li·yá·hu, quiere decir: "Mi Dios es Yahoo o Yahoo-wah". Igualmente, el nombre hebreo Jehosafat, Yehoh-scha·fát, significa "Yaho ha juzgado". Buchanan dice tocante al nombre divino: "En ningún caso se omite la vocal oo u oh. El término se abreviaba a veces Ya, pero nunca Ya-weh. [...] Cuando la pronunciación del Tetragrámaton era monosílaba, se decía Yah o Yo. Cuando era trisílaba, debe de haber sido Yahowah o Yahoowah. Si alguna vez se abreviaba a dos sílabas, sería Yaho"" (Biblical Archaeology Review).14

 

Según otra fuente, la primera vocal “a,” "fue cambiada (por los masoretas) por un “eh” haciendo el sonido de “Yeh” en vez de “Yah.” de allí que el nombre híbrido de “Yehovah” vino alrededor del siglo XVI, por los teólogos que leyeron las consonantes YHVH y las vocales de ynda - Adonai, creyendo equivocadamente que la palabra es “Yehovah.” Sin embargo, después de haber dicho todo esto, las tres ultimas letras de “Jehovah” son de hecho, correctas como lo veremos pronto."15

El asunto arranca a partir de la forma trilítera del nombre, siendo las letras judaicas correspondientes las יהו. Mientras algunos le asignan el sonido de "iao" o "iau" (Yaho, Yahu) otros vocalizan "ieo" o "ieu" (Yeho, Yehu).  A simple vista, en especial al observar la manera en la cual suele aparecer escrito en documentos donde tratan sobre el tema, donde colocan una "h", pareciera que el asunto se trata de cuál vocal debe ir entre la "iod" y la "he", sin embargo es posible que la "he" establecida como letra muda probablemente no lo fuera. Si es en verdad una matres lectionis debe poseer un sonido, aunque es posible que expirado al comenzar como una "h" pero siguiendo el sonido de una "a" o de una "e" o de otra letra acorde. Por lo tanto el asunto se trataría, no de cuál vocal debe ir después de la "iod" sino de cómo pronunciar o vocalizar la letra "he" judía.

Los partidarios de la forma Yeho ("ieo" "iejo" (ieho) ó "ie") se fundamentan en el texto masorético, el cual para el nombre de Josué aparece la siguiente grafía con vocalización puntuada en la actualidad:

 

          יְהוֹשֻׁעַ      Esto se lee como  ieoshúa y trascriben como iehosua.

 

Aquí la puntuación masorética no le asigna sonido alguno a la "he", sino que indica que la "iod" debe seguir de una vocal "e". Esto es lo que confunde el tema, pues si sabemos que la "he" era una semivocal utilizada como una guía de lectura, parece raro pronunciar "ieheosua". Sin embargo, los judíos sefardíes emiten sonido para la "he" y pronuncian "iehosua", esto es tomando la expiración de la "h" la vocal "o" siguiente y no "e", con lo cual se oye débilmente algo como "iejosua".

Aquellos que defienden la forma "ia" afirman que en las apariciones unilíteras (solo la "iod"), la letra va acompañada en castellano y en inglés de una "a" para no decir simplemente "i". Eso significaría que "ia" es una abreviación modificada y no estaría indicando la vocal que debe seguir a la "iod" para la pronunciación del tetragrama. El ejemplo que ponen es "Yoel" (Joel). Ellos enseñan que "Yoel" signfica "Y-es-Dios", asegurando que la "uau" en forma de "o" significa "es". También se dice que el nombre es una contracción de Yeo-el, al igual que Yeo-hanan al quedar Yo-hanan, ante lo cual pareciera que la "uau" que se halla en Joel (יואל) no es un verbo copulativo (Y-es-dios) sino una letra parte del nombre. Sin embargo otro ejemplo permite apreciar que bien puede no ser parte de la secuencia de pronunciación del tetragrama. Es el caso del cambio de nombre de Josué.

En Números 13:16 tomado del Tanaj se comenta que Moisés le cambia el nombre de הוֹשֵׁעַ (hosea) a יְהוֹשֻׁעַ (iehosua). Si observan bien verán que la secuencia de letras hebreas son exactamente idénticas salvo por la aparición de una letra más, la primera "iod". Así debió ser seguramente en la época cuando todavía las complicadas puntuaciones masoréticas no existían, porque éstas señalan la otra diferencia. Es sutil y consiste en los puntos inclinados debajo de la "shin" para indicar que ahora debe seguir de una vocal "u" en vez de la "e", y además, la "iod" debe acompañarse de una "e". Este ejemplo nos diría entre otras cosas que las letras "he" y "uau" del nombre "hosea", el mismo del profeta de un libro de la Biblia, no corresponden a tetragrama alguno, y que solamente la "iod" tiene que ver con la parte teofona. Ello determinaría afirmar que en vez de ser un nombre teofono con una secuencia trilítera en realidad sería unilítera.

Otro aspecto a destacar es la necesidad de colocar los puntos para acompañar de una "e" a la "iod". Si esos puntos no existieran, y dado que la "he" se toma como muda, el nombre sería pronunciado "ihosua" (similar a "ijosua"). Y dado que los griegos no tenían una letra para emitir sonido espirado, habrían escrito "iosoua". Ya veremos algo interesante respecto a ello más adelante.

Actualmente los judíos asignan a la "he" un valor fonético generalmente mudo, en cambio en la antigüedad era la letra "het" la que ocupaba dicho lugar. Esto nos recuerda el caso del nombre "Judá", donde en la tumba de Uzías aparece dando su voz muda para formar el nombre "Iuda" de "ihudh", el cual, como veremos más adelante, concuerda con la LXX. De este modo tenemos el "hosea" para convertirse en "iehosua", siendo la parte teofona únicamente la "ie", la misma que para "iesous" en griego, transliterado mejor como "iesua" al español. Por consiguiente, la parte "ho", considerada teofona en realidad no lo es sino que forma parte de otra palabra, parte que sí corresponde para Josué pero no para Jesús. Por eso los nombres son distintos aunque en la LXX aparezcan iguales. ¿Porqué aparecen de ese modo? Alguna razón debió de existir. Ya lo veremos.

No obstante, para el pasaje de Números 13:16 la LXX parece complicarlo a un extremo indescifrable, pues afirma que Moisés le cambia el nombre a su servidor de Aush (Ause) a Iesoun (Iesoun). El nombre "hosea" es el mismo que aparece en Oseas 1:1, escrito del mismo modo en hebreo en el texto masorético, por lo cual, aunque pertenece a otro personaje se corresponde a la misma forma pronunciada para el sirviente de Moisés. Sin embargo la LXX para Oseas 1:1 vierte Wshe (Osee), muy diferente a Aush (Ause). ¿Porqué?

Sea por lo que fuere, Osee se corresponde mejor, por lo cual escrito en griego Moisés le habría cambiado a su servidor el nombre wshe ("osee") a iewsoue ("ieosue"). En consecuencia la parte teofona solo sería la "ie", conservando el mismo patrón que en el hebreo. Cuando se afirma que los nombres "i(x)ho-" se acortan a "io", tanto en hebreo como en griego, significa que solamente permanece como parte teofona la primera letra, la "i" o "iod". Esto explica de dónde viene nuestro "Josué", esto es de "iosue", donde el nombre es (supuestamente) abreviado quitando la "e". Coincidencia o no, sea que la letra hebrea "he" fuera muda o no, quitando la vocal "e" griega o la letra "he" hebrea los nombres se acortan a "io" tanto en hebreo como en griego.

¿Podría ser ello una prueba indirecta de que la letra hebrea "he" en este caso tendría el sonido de una "e"?

En hebreo parecen existir distintos nombres que aparecen en su forma completa y acortada en el Tanaj. Pude hallar algunos ejemplos, como el de Juan y Joas:

"iehojanan"  יוֹחָנָן     יְהוֹחָנָן   "iojanan"  en 1Crónicas 26:3 y 3:24 respectivamente.

"ieoas"       יְהוֹאָשׁ    y   יוֹאָשׁ  "ioas" en 2Rey.12:19 y Oseas 1:1 respectivamente. (notar la voz "a" para la "alfa")

Sin embargo hasta ahora no he podido hallar "ieobab" para "iobab", "ieoel" para "ioel", "ieonas" para "ionas", "ieosef" para "iosef", "iosafat" para "ieosafat" y "ionatan" para "ieonatan". Muchos conocedores del hebreo aseguran que los nombres mencionados se acortan de "ieo" a "io" al perder la letra "he", teniendo ambos el mismo significado.

De todos modos, con los ejemplos citados pareciera que de una manera indirecta nos estuvieran diciendo que la "he" contiene el sonido de una "e".

Con respecto a los que fundamentan el "ia" señalando las citas patrísticas, existe una debilidad en ello porque se apoyan en conjeturas de otros. Si para Clemente, Epifanio y Teodoreto era "ia", ¿porqué motivo al escribir "iesu" no escribieron mejor "iasu"? ¿Porque no corrigieron los testamentos? Pues porque está claro que la conjetura respecto al nombre viene de mucho tiempo. Cuando Teodoreto menciona la forma "iabe" de los samaritanos es digno de mención que también incluye la forma "aia" de los judíos, ambas usadas en su tiempo, lo que revela incertidumbre sobre el tema.(16) Clemente de Alejandría dijo, “el Nombre místico con el que se llama al Tetragrámaton... es pronunciado Iaoue, lo cual significa, ‘Quien es y Quien será’”. Aquí tenemos un significado compuesto para el nombre. No obstante, si Clemente lo llama "místico", no tiene importancia cómo se pronuncie al ser solo una de las tantas formas que habría como resultado de una confusión de voces y valores gramaticales proveniente de épocas mucho más antiguas. La forma "ie" ya estaba apoyada de manera algo velada por los escritores cristianos que pusieron IH para Jesús. La septuaginta al formar hacia la contracción "io", quizá lo hizo para evitar el dilema de la "iao" versus el "ieo". Es probable que la forma "ieo" fuera escuchada en idioma hebreo de entonces, la cual posteriormente quedó asentada en la puntuación masorética. Todo este conjunto resultaba una autoridad imposible de alterar frente a un tal "Jesús" débil y al mismo tiempo proyectado divinamente. Y por cierto, de estar seguros de tales formas, habrían inducido a que los copistas en los documentos cristianos el nombre divino fuera incorporado y no en acotaciones al margen.

Por ejemplo, se menciona a menudo que la forma temprana para los patrísticos fue "iaw", "IAW", es decir "iao", tal como aparece varias veces en unos documentos del Qumram para parte de los Salmos. Sin embargo, es muy notoria la evidencia de que ninguno de ellos mencionara que dicha forma apareciera siquiera en algunas copias de la famosa Septuaginta, como asimismo tampoco señalen forma parecida alguna para los nombres teofonos como Isaías, Elías, Josías y muchos más donde aparece la forma trilítera del tetragrama en la que actualmente los defensores de la forma "iao" o "iahu" ven allí esas letras.

El Profesor de Lingüística Semítica de la Universidad de Tel Aviv, Anson F. Rainey,  en un artículo publicado en la Biblical Archaeology Review, en relación a la pronunciación del tetragrama dijo: “mencioné la evidencia de papiros griegos encontrados en Egipto. La mejor de éstas es Iaouee (London Papyri, xlvi, 446-483).

Si realmente fuera "iao" entonces no habría necesidad alguna de utilizar la letra "he", puesto que en hebreo como en fenicio han usado la "alfa" y la "ayín", incluso la "het" para arribar a tal sonido en diversos nombres, como por ejemplo para Anatot según la LXX y el Tanaj para 1Cron.27:12, Asiel de 1Cro.27:21, y el muy ejemplar de Jacob en Exodo 3, y el de "Iaus" de la carta de Laquis. Además, ya veremos más adelante la confusión debido a la "herencia griega" del "ou" en la forma "Iaouee" citada por Rainey.

Nombre TM transc. Hebr transl.sefrdt. Grg. LXX transc. Grg. fuentes
Jacob יַעֲקֹב  iaaqob  iiacob Iakwb  iacob Gen.27:30
Jabes יָבֵשׁ  iabes  iabésh IabiV  iabis 2Rey.15:10
Jacob יַעֲקֹב  iaeqob  iiacob Iakwb  iacob Exodo 3
Jaasiel (NC) Yaasiel (BJ) יַעֲשִׂיאֵל  iaesiel  iaasi-el Asihl  Asiel 1Cron.27:21
Jaazia (RV) Uzías (NC) יַעֲזִיָּהוּ  iaeziiahu  iaazi-iahu Ozia  Ozia 1Cron.24:26
Jafat (NC) יַחַת  iahat  ia-jat Ieq  iet 1Cron.23:10
Jath (RV) Yajat (BJ)  יָחַת  iahat   iajat Iaq  iat 1Cron.24:22
Jahas (RV) Yahas (BJ) Jahaz (Ing.) יַהַץ  iahats  iá-hats Ιασsα  iassa Isa.15:4
Yahas (BJ) יַהַץ  iahats   ia-hats    (inexistente) Jerem.48:34
Jaoel (RV) Yajasiel (NC) יַחֲצִיאֵל  iahatsiiel  iajátsi-el Iasihl  iasiel 1Cron.7:13
Yahasa (NC) Jahzah (Ing.) יַהְצָה  iahetsah  ieitsá    (inexistente) Jere.48:21
Joaquim (NC) יָקִים  iaqim  iaquim Iakim  iaquim 1Cron.8:19
Joctán יָקְטָן  iaquetan  ioctán Iektan  iektan Gen.10:25
Jeroboam יָרָבְעָם  iarabeam  iarobaam Ieroboam  ieroboam 1Rey.16:2
Jasobeam (NC) יָשָׁבְעָם  iasabeam  iashobaam Iesboam  iesboam 1Cron.27:2
Yosbecasa (BJ) Josbecasa (RV) יָשְׁבְּקָשָׁה  iasebeqasah  iash-becasha Iesbakasa  iesbakasa 1Cron.25:4
Jasub, Sear-Yasub (NC) יָשׁוּב  iasub  iashub Iasoub  iasoub Isa.7:3
Jataniel (NC) יַתְנִיאֵל  iateniel  iatni-el Ieqnouhl  iethnouel 1Cron.26:2
Javán (grecia) יָוָן  iauan  iaván Iwuan  ioyan (ioian) Gen.10:2

 

Aquellos que participan de la forma "ia" se remiten a las "madres de lectura", serie de letras consideradas guías de pronunciación, sobre la que se enseña que fueron desarrolladas tan temprano como para la época de la estela moabita. Ellas son las " "Yod ( י ), Wav ( ו ), Hei ( ה ) y Alef ( א )". Afirman que la "Yod se utilizó para representar la: I y la E; la Wav para la: U y la O; la Hei para la: A y la E; y la Alef para la: A, E, I, O." 17  (No obstante, se olvidan de la "ain", otra letra comodín que puede significar una O, U, A o doble AA, como aparece, por ejemplo, en la escritura fenicia y hebrea para "Baal". Con respecto a la "uau", su otro valor es el de una "v") De esa manera, para la primera "he" le asignan el valor de "a" y a la segunda el de "e", tomando a la "iod" por "i" y a la "uau" por "u", obtienen la forma Iaue.

 

Sin embargo, este criterio posee ciertas incoherencias o bien señala otras. Por ejemplo, para el término escuchado "Elohim" ("dios es de muchos" o el "excelso es viviente sobre todos") las letras hebreas que aparecen en los textos son אלהים, donde "alfa" = "e", luego "l", vocal "o" intercalada, la "he" espirada, la "iod" para "i" y finalmente la "m". Pasar por alto la "he" es contradictorio al concepto tomado de la matre lectionis, para formar "Iaue"; pues, si el razonamiento fuera correcto entonces "Elohim" debería pronunciarse como "eloaim", o bien "eloeim".

 

Algunos detalles sobre "elohim"

 

En fenicio la palabra de la cual traducen "dioses" se escribía "alfa" "lamed" y "mem", esto sería "alm" y se desconoce cómo lo pronunciaban, pero podría ser además de "alim" ó "elim", "alem" o "alam", o sencillamente "alm". No obstante, en singular solo se escribían dos letras, "alfa" y "lamed" ("al" ). De allí el término judío trascrito "El" para "Dios" de la forma hebrea אל (Is.12:2). Algunos aseguran que la vocalización de ambas letras es "al", y se remonta a la antigua designación del sol o "astro rey" como emblema del supremo iluminador y dador de vida.* Pero por la pluma de los escribas nos es más conocido como "elohim", expresión hebrea traducida "Dios" o "dios" producto de la influencia helenista a partir de las letras hebreas אֱלֹהִים.

 

Es común leer o escuchar que "elohim" es el plural de "dios", debiendo corresponder la palabra traducida "dioses", pero curiosamente se afirma que se halla no para indicar "muchos dioses" sino en un sentido superlativo cuando se refiere al único Dios. Esta argumentación bien puede carecer de sustento, señalando un significado diferente. Por ejemplo, en Ex.3:15 encontramos escrito:

וֵאלֹהֵי יַעֲקֹב   transc."ue elohei iaakob", trd. "y dios de Jacob"

Aquí la "iod" final de "elohe" es para indicar "de", mientras que la "uau" primera es para indicar "y". En la pronunciación dicha "iod" (de "elohei") no se oye, escuchando en sefardí como: "ve elohe iaakob". Tampoco parece montarse con la primera "iod" del nombre, pues para la parte que se traduce "Dios de Abraham" se oye simplemente "elohe abraham".

En este ejemplo notamos cómo cambia el simple "el" hebreo ("al"=alto, excelso) a "eloéi" sin convertirse todavía en plural, y a su vez no se trata del "alto" o "respetado" Abraham, Isaac o Jacob tal como aparece en Ex.6:3, sino al "alto" que "es de" Abraham, Isaac y Jacob. Por ello, la mejor traducción al español del pasaje "elohe abraham" debiera ser "Alto-es-de Abraham", porque:

אלֹהֵי  elohei (el-o-he-i) = alto-es-?-de  (coloco un signo de ? para la letra "he")

De acuerdo a este ejemplo resulta sencillo darse cuenta que el "elohim" no puede ser el plural de "dios" pasando a significar "dioses", y ello por dos razones. En primer lugar porque en la inscripción fenicia de Azitauada el plural de "el" es "elm" ( ó alm); palabra traducida "dioses", por lo cual en hebreo con ayuda de la "iod" para facilitar la pronunciación la expresión "altos" (o "dioses" según la costumbre) debería escribirse אלים. Y en segundo lugar porque acorde al ejemplo visto de Ex.3:15 la traducción comienza como "alto-es-de....". Para completar de quién es el "alto" o "excelso", ahora sí la "m" al final parecería indicar el plural. En consonancia podría significar "alto es de muchos" ó bien "excelso de todos".

La "iod" hebrea aparece como una matre lectionis para pronunciar "i", la cual se utiliza al final de una palabra cuando desean expresar pertenencia (de, mi), y la "m" para designar el plural o la totalidad. Este ejemplo de "elohei", pronunciado como "elohé" y traducido normalmente "dios" acorde a la LXX griega, se puede hallar en distintos textos, como por ejemplo en 1Rey.16:13 (אֱלֹהֵי).  La "iod" en sefardi no se escucha, aparentando señalar solo al inefable, sin embargo, de acuerdo al contexto de los textos donde aparece indica pertenencia. Por ejemplo, en 1Sam.5:7,8 y 1Rey.16:13,  aparece en la forma de אֱלֹהֵי יִשְׂרָאֵל , esto es trascrito "elohei israel", traducido como "Dios de Israel" en distintas traducciones. Esta misma palabra, "elohei", que aparece en 2Rey.1:2 en vez de referirse al "excelso de Israel" se refiere al "excelso (o dios) de Ekron", siendo su nombre Baal Zebub. Ahora bien, respecto a la "he" no es posible que no fuera ni "e" ni "a", y mucho menos una "o". Aquí se la toma por muda, indicando que debe acompañarse de una "e", aspecto que a lo mejor algunos crean que usan la "iod" final para el sonido que dan de la vocal "e", como uno de los pocos casos donde consideran es usada de ese modo en vez del clásico sonido de "i". ¿Porqué motivo se complican tanto? ¿Porque agregar dos letras, por algunos consideradas como consonantes puras y para otros como matre lectionis para ayudar a la vocalización, tan solo para generar el sonido de una simple "e", tal como lo pronuncia en la actualidad un judío sefardí? En mi opinión esa disposición guarda información indescifrada, quizás para evitar la necesidad de brindar explicaciones incómodas. Sin embargo, sea por la razón que fuere, y sin importar la puntuación, aquí la "he" resulta en el sonido de una "e". Ello me lleva a considerar a la "he" hebrea poseedora antiguamente del sonido de una "e", quizás no como una vocal latina sino espirada, y su inclusión probablemente guarde relación con el concepto relacionado con el verbo ser o existir. En cuanto a la "o", indicada por un puntito arriba, parecería mostrar que es una letra para rimar con la "e" de la "he", pero de acuerdo a lo visto puede significar "es" tal como si estuviera en su lugar una "uau".

 

La expresión "elohim" traducida como "Dios", cuando se halla en combinación con otras palabras se traduce acorde al contexto. Por ejemplo, en 2Rey.1:16 aparece escrito en hebreo: אֱלֹהִים בְּיִשְׂרָאֵל, esto es "elohim bi-israel". Aquí la "iod" de "elohim" no se conecta con Israel, sino que la "bi" se halla para indicar "en" mientras que la "iod" queda como parte de la expresión "excelso (es) de todos". Esta expresión (אלהים) no significa el plural de "dios", es decir "dioses", como normalmente se afirma, explicando que es una manera de expresar la grandiosidad de Dios. El plural de "el" sería sencillamente "elim" y no "elohim"; y "elim" (o "alim", "alam" o simplemente "alm") significa "excelsos".

 

En Daniel aparece en diversas traducciones la expresión "dioses", pero no se halla en hebreo indicado de ese modo sino que se intuye o interpreta como tal. Por ejemplo, en Dan.3:14 aparece escrito לֵאלָהַי, esto es "lealahai", cuyo significado sería, en armonía al contexto, "a mi excelso ..." (le=a, alah=excelso espíritu, i=de-mi; a-excelso-espíritu-mío) No obstante los traductores creen que Nabucodonosor adoraba a muchos dioses, suponiendo era un pagano politeísta, pero bien puede referirse al principal dios babilonio, esto es Bel.

 

En Daniel 3:15 aparece אֱלָהּ , esto es trascripto "elah", como parte de una pregunta que los traductores vierten simplemente "Dios". Sin duda la "he" debe tener un significado que las pobres traducciones no brindan, pues ya vimos que vierten "dios" cuando aparecen solo las dos letras. Además, esta forma trilítera bien puede leerse "Aláh" de acuerdo a la gramática aplicada por los masoretas. En el verso 32 del mismo capítulo vuelve aparecer escrita la misma secuencia pero con el agregado de una "alfa" al final y de otra palabra también de cuatro letras, esto es: (אֱלָהָא עליא (עִלָּאָה, trascripto como "elaha' alia (ilaah), siendo traducido normalmente en la forma de "Dios Altísimo", donde también para "alia" es vertido como "supremo" en diversas traducciones, ante lo cual queda muy claro que על conforma el mismo significado de la otra palabra escrita אל, con la diferencia que para evitar brindar explicaciones de porqué han traducido "dios" o "Dios" para dicha expresión (אל) le cambian la "alfa" por una "ain" para poder traducir "altísimo", cuando ambas formas son de significación análoga. Lo importante son los sonidos emitidos y no las letras con las que se escribe. En cuanto a la "iod" de עליא podría indicar que la calidad de "supremo" es "de" o pertenece al "Excelso" precedente. Pueden notar que en el TM aparece entre paréntesis otra forma de la misma palabra, sin la "iod".

 

En Daniel hallamos influencia aramea, pero en Génesis 14:20 podemos hallar la forma hebrea אֵל עֶלְיוֹן traducida "Dios Altísimo". Un sefardí la pronuncia "el elión". Aquí vemos como la "ein" se convierte en una "e". La expresión final "on" hebrea suele acompañar palabras para indicar altura, eminencia, altanería, cumbre, montaña (Amos 4:1; 6:8; Isa.1:24). De allí que algunos estudiosos consideren que la expresión "eli-ón" posea el significado de "alto(o dios)-de-las montañas". La "iod" indica pertenencia (de), por lo cual traducir "Altísimo" no sería del todo correcto. En cuanto a la expresión "el" que le antecede, bien puede referir al título honorífico semejante a cuando suele anteponerse a otros nombres de personajes importantes hebreos (rt8 y rt7). De acuerdo a ello, la expresión completa podría significar "excelso-de-(las)alturas".

 

Acorde a estos significados podemos comprender de dónde viene el término "adon". Se dice que en lengua asiria "ad" significa padre, por lo cual "ad-on" puede significar "padre eminente". Los sirios llaman a Dios Adon. En español esta palabra se traduce "señor".

 

No solo existe ocultamiento del significado antiguo de la expresión "el" o "al", sino como vimos, una llamativa o rara disposición del denominado plural de dicha expresión. En lengua fenicia para formar el plural y cotejado con el hebreo lo podemos apreciar en un ejemplo tomado de la inscripción de Tabnit para la palabra "sidonios", derivada de "Sidón" y "sidonio" . Así la región o ciudad, tal como aparece en el TM se escribe con tres letras, "sdn" (). La primera letra fenicia (de derecha a izquierda) es una "tsade", luego una "dalet" y finalmente una "nun". Se pronunciaría "tsidon". Cuando se desea expresar a todos los habitantes de esa ciudad se escribe "sdnm", o bien, "sdnim". La forma "sdnm" es la forma plural tal como aparece en el documento arqueológico      (). En ningún lugar podemos hallar el plural de la palabra singular 'sidonio', esto es 'sidonios', escrito en la forma de "sdnohim". En hebreo escriben צידנים pero nunca צידנהים. Nunca aparece ninguna "he"(ה) ni colocado algún punto intermedio entre la letra precedente para pronunciar la vocal "o". Ello es porque las letras "ohim" agregadas a "el" no puede formar el plural de "el", de lo contrario deberíamos hallar muchos casos donde apareciesen ese grupo de letras. Si buscan cómo se escribe "judío" y "judíos" en hebreo lo entenderán mejor.

 

Palabra Fen. TM trascp. pr.sefrdt. Grg. LXX trascp. fuente
 sidon    צִידוֹן  tsidon   tsidón sidwn  sidon   Isa.23:4
 sidonios   צִידֹנִים  tsidonim  tsidoním sidwniwn  sidonion  2Rey.23:13
 jefe   רָאשֵׁי  ra'sei  rashé      1Cron.8:28
 jefes   רָאשִׁים  ra'sim  rashim      1Cron.7:3
 judío    יְהוּדִי  iehudi  iihudé ?  ioudaion  ioudaion  Zac.8:23
 judíos   יְהוּדָאיִן  iehudain  iihudaín  ioudaioi 2Rey.18:26  Dan.3:12

 

En el cuadro ningún plural se forma agregando una "o" acompañada de una "he", sino de una "mem". Si Elohim es el plural de El entonces en hebreo puntuado para "sidonios" tendrían que haber escrito צִידֹנֹהים, pero es muy patente la diferencia. No existe la "he" ni aparece la "o". Literalmente "tsidonim" se entendería como "de tsidón muchos (o todos)", tal como "iehudi" significa "de Judá", la "nun" al final en lugar de la "mem" significa "de Judá todos".

 

Siendo esta expresión transliterada "elohim" del hebreo de rara construcción gramatical nos lleva a presuponer un significado diferente. Por ejemplo, podemos inferir que el uso de la "he" (ה) en la formación de plurales denota a personas (עֲלֵיהֶם alihem=sobre-ellos Jer.42:17; ). Puede ser que en realidad provenga de otra expresión más antigua mediante la cual se indicaba algo distinto aunque relacionado. En mi opinión puede estar indicando al "viviente" o "la vida", así como "ser" o "existir". Otros investigadores han notado esta particularidad, concluyendo que a lo mejor su forma antigua debió ser "aleim". De ese modo su significado sería algo como "excelso es existente de todos". Ya vimos que durante el siglo VI a.E.C. el plural de "alto" o "excelso" escrito en lengua fenicia es "alm". Si se coloca la "iod" para "ayudar" a pronunciar "alim" podríamos inferir algún cambio en su significado, pues sabemos que "alí" significa "alto-mío". De allí que a lo mejor el plural se pronunciara sin ninguna vocal "i", (a lo mejor era una "a") y cuando esta apareciera el significado cambiaba. La letra "he" aparece en el contexto hebreo, deduciendo un agregado con algún propósito distinto o de una procedencia distinta. De ese modo tendríamos la típica construcción bisilábica de épocas antiguas "al-eim", para la conocida palabra אלהים.

 

El concepto básico de "al" concierne con "elevado", exaltado", encumbrado", etc. En 1Sam.2:1 aparece una canción o recitado de alabanza de Ana. Allí, al comienzo en hebreo dice:

 

עָלַץ לִבִּי בַּיהוָה , transc. es:" alats libi baIHUH".

La transliteración en estilo sefardí se escucha : "aláts libí badonai".

 

En este pasaje la mayoría de las traducciones vierten:

 

RV : "Mi corazón se regocija en Jehová"

NC:: "mi corazón exulta jubilante en Yahvé"

BJ  : "mi corazón exulta en Yahvéh"

 

Las letras hebreas על se relaciona con la exaltación, el ensalzar, agrandarse; y las letras לב  con el corazón, ante lo cual la expresión intenta decir que el centro del sentimiento, que en este caso se puede interpretar como de alegría o alborozo se agranda, se eleva.

 

Literalmente la expresión hebrea se traduce: "exalta-se corazón-mío en ihuh"

 

1Sam.2:3

כִּי אֵל דֵּעוֹת יְהוָה Trasc. "ki el de'ot iehuah" Transl.Sfrdt. "ki el deot adonai"

Trad. literal: " porque excelso (dios) sabio-es ieue"

 

Aquí claramente la mayoría traducen "God" o "Dios" para la expresión el de "אֵל". Por ejemplo, una versión en inglés traduce:

 

"for the LORD is a God of knowledge," , esto es para decir: "por que ihuh es Dios de sabiduría."

Otras traducciones vierten:

BJ : "Dios de sabiduría es Yahveh".

NC:: "pues Dios sapientísimo es Yahvé"

RV : "porque el Dios de todo saber es Jehová"

 

Como se puede apreciar en todas aparece la palabra "Dios" y el tetragrama vertido según creen es la pronunciación o en su defecto LORD según la LXX.

 

A propósito de "God", la expresión inglesa para "Dios", algunos pensaron que el origen del mismo provenía de la palabra "Good" para "bueno". Sin embargo una fuente nos explica lo siguiente acerca del origen de la palabra "Dios":

 

A las razas latinas les viene del Dyaus ario (el Día); a las eslavas del Baco Griego (Bagh-bog), y a las razas sajonas, directamente del Yod, o Jod hebreo. Este último es ... la letra numeral 10, lo femenino y lo masculino, y Yod es el gancho fálico. De aquí el Godh sajón, el Gott alemán y el God inglés. D.S.2 A.P.B.

 

* La palabra Sol deriva del latín de Solus, expresión para designar al Dios único (solamente, solo, solitario, etc.), de aquí que el

    Helio (astro rey) era el símbolo de la Divinidad.

 

                     volver a la página anterior             Ir a la página siguiente

                                  Ir al índice                             Ir a la página de fuentes