Yo seré

Yo seré

Tal como ya vimos los judíos documentaron el origen del nombre divino explicando su significado en el libro de Exodo 3:14, donde se halla la explicación sobre el significado del nombre. En el TM aparecen escritas una secuencia de letras muy simples que en la actualidad un judío sefardí pronuncia "ehié aser ehié". Es raro que, si se dirigen para ver la forma con letras hebreas ya presentada, la "alfa" adquiera el sonido de una "a" y de una "e". Pero lo más interesante es que la ""he" hebrea, de acuerdo a como es pronunciada, si es espirada toma el sonido de la letra que le sigue, de lo contrario parece adoptar el de una vocal, en este caso "e", o bien la vocal es agregada según lo que desee expresarse a partir de una palabra "raiz", tomando dicha "he" como muda al final.

Lo que veremos a continuación nos ayudará a comprender no solo la característica del nombre sino varios aspectos más, resultando interesantes al compararlos con otros. Confrontaremos primero los versículos 6 y 14 del capítulo 3.

Ex.3:6

 וַיֹּאמֶר, אָנֹכִי אֱלֹהֵי אָבִיךָ

Sef: "vaiomer, anoji elohei abika"

Ing: "Moreover He said: 'I am the God of thy father," (Versión ingles)

trd: "Además Él dijo: ' Yo soy el Dios de tus padres,"  (Traducción del inglés)

BJ: "Y añadió: Yo soy el Dios de tu padre,"

LXX: "και ειπεν αυτω εγω ειμι ο θεος του πατρος σου"

Trad.Gr. : "y dijo le yo soy el Dios de padres tuyos"

Lit.Heb.: "dijo, yo soy dios de padres tuyos,"

 

Ex.3:14

וַיֹּאמֶר אֱלֹהִים אֶל-מֹשֶׁה, אֶהְיֶה אֲשֶׁר אֶהְיֶה; וַיֹּאמֶר, כֹּה תֹאמַר לִבְנֵי יִשְׂרָאֵל, אֶהְיֶה, שְׁלָחַנִי אֲלֵיכֶם

Sf: "vaiomer elohim el-moseh, ehieh aser ehieh; vaiomer, koh tomar libnei israel, ehie selajani alejem"

Ing: "And God said unto Moses: 'I AM THAT I AM'; and He said: 'Thus shalt thou say unto the children of

       Israel: I AM hath sent me unto you.'" (versión en inglés)
trd: "Y Dios dijo a Moses: ' YO SOY EL QUE YO SOY '; y Él dijo: ' Así dirás a los niños de Israel: YO SOY

        me envió a ustedes.' " (traducción del inglés)

BJ: "Dijo Dios a Moisés: "Yo soy el que soy". Y añadió: "Así dirás a los israelitas: 'Yo soy' me ha enviado a

       vosotros"."

LXX:  "και ειπεν ο θεος προς Μωυσην εγω ειμι ο ων  

            και ειπεν ουτως ερεις τοις υιοις Ισραηλ ο ων απεσταλκεν  με προς υμας"

Trad.Gr.: "Y dijo el Dios a Moises yo soy el existente y dijo les dirás a los hijos Israel el existente envía me a

                 ustedes"

Lit:Heb. "dijo dioses dios moseh, seré lo que seré; dijo, dirás a hijos de israel: seré me envío a ustedes  "

 

En la traducción literal del hebreo coloco las palabras en color marrón según la interpretación corriente. En cuanto a la traducción griega de la LXX pueden notar cómo para la expresión "ehieh aser ehieh" traducen "εγω ειμι ο ων", esto es: "yo soy el existente"; y luego donde aparece aislada la expresión "ehieh" vierte solo "ο ων" , esto es "el existente"*1

 

Notarán que las distintas traducciones de la Biblia interpretan de maneras variadas las palabras claves respecto al nombre. La expresión "Yo soy" de Ex.3:14 es una construcción interpretativa. Esto se puede ver al confrontar los textos hebreos del versículo 6 con el 14 para distinguir cómo la expresión "yo soy" provienen de palabras hebreas diferentes, ante lo cual en primafacie debemos considerarlas de significación diferente entre sí.  La palabra "anoki" parece significar "uno-es-de-mí". La forma fenicia "ank" para "anok" viene a ser lo mismo, y normalmente se traduce siempre como "yo soy".  Por otra parte, en el v.14 no aparece la palabra hebrea "anoki", sino solamente el verbo "ser" conjugado, esto es "aheihe". Además, se dirige a Moisés con la expresión "el", esto es traducido normalmente como "dios", título que ha sido quitado, para evitar confusión.

 

La palabra "dios" en realidad proviene del griego no del hebreo. En hebreo "eloa" no tenía el significado de "todo lo puede" sino de "elevado", "alto", "excelso". De allí que cuando en hebreo aparece la forma "el", "eloa" y "elohim" lo mejor es traducir como "alto", "elevado" o "excelso-es-de-todos".*4 El plural de "excelso" o "elevado" no es exactamente "elohim", sino "elim". De allí que de acuerdo a la expresión original más auténtica ambos versículos leerían de la siguiente manera:

 

v.6:    "dijo, yo soy (el) alto de padres tuyos,"

v.14: "dijo alto-es-de-todos (a) alto moseh, seré lo que seré; dijo, dirás a hijos de israel seré me envío a ustedes."

 

Algunos cristianos suelen remitir a la expresión "yo soy" de Ex.3:14 haciendo conexión con un pasaje de los evangelios donde se aplica a Jesús, para dar a entender que Jesús es Ihuh. Pero es un error producto de las semejanzas resultantes en las expresiones traducidas. (ver griego) No posee fundamento.

En el verso 6 del capítulo 6 y en el verso siguiente aparece la expresión "yo soy" juntamente con el nombre inefable escrito en hebreo אֲנִי יְהוָה , esto es "ani ihuh", cuya traducción en distintas versiones aparece como "yo soy Yahvé" (NC, BJ), pero en otras aparece "Yo Jehová" (RV), siendo ésta la más correcta, pues debe entenderse como "yo ihuh". En el siguiente se halla escrito כִּי אֲנִי יְהוָה , esto es ki ani ihuh", cuya traducción sería "porque yo ihuh". De modo que "ani" solo significa "yo", mientras "anoki" corresponde con nuestro español "yo soy" de una raíz originaria para expresar "uno-mi-atañe" (se refiere a mí).

 

Sin embargo, como ya vimos, este "yo soy" de "anoki" es distinta de la otra palabra usada para indicar existencia, resultado, estado o condición, la que es usada para formar el nombre a partir de las tres letras hebreas "hih". Por ejemplo, en el v.7 de capítulo 6 de Exodo una parte del mismo aparece en hebreo escrito como:

 

וְהָיִיתִי לָכֶם לֵאלֹהִים  En sefardí se pronuncia: "vehaie tilajem l-elohim".

 

En distintas traducciones aparece traducido "y seré vuestro Dios". La expresión seré se traduce de "haie" (la voz "ve" inicial de la "uau" puntuada "ue" significa traducido "y", aunque es probable que la "e" también sea parte, escribiendo "ehaie") que aparece escrito en hebreo con una "he" seguida de dos "iod", donde la segunda se pronuncia como una "e". El sonido de éste "seré" del otro en Ex.3:14, se diferencian entre "haie" (o "ehaie") de "ehie".

 

Si nos remitimos a como se pronuncia en 3:14, esto es "ehie" (אֶהְיֶה), si sacamos la "iod" y la colocamos antes de la "alfa" y en el lugar de la "iod" colocamos la "uau", tendríamos el sonido como "iehue", aunque difícilmente "iehve". Si tomamos la segunda pronunciación, es decir "haie" (הָיִי), colocamos la "iod" delante, a la "iod" que le sigue a la "he"  la reemplazamos por una "uau" y dejamos a la "iod" final para que suene como "e", tendríamos formado el sonido con la vocal "a", esto es "ihaue". Si en cambio dejamos la "e" antes de la "he", entonces tendríamos "iehaue".

 

El verbo "ser" en hebreo tiene distintas variantes. Para decir que algo o alguien "fue" "es", "soy" ó "será"  se escribe "heihe", pero para decir sencillamente "ser", "existir" o "suceder" se dice "haiá".

 

ser aiá

soy eié

seré eié

será eié

fui eié

somos eié

seremos eié

serán eié

fuimos eié

 

Coincidencia o no, los griegos poseen una expresión similar para significar lo mismo. Por ejemplo eih (eie) para expresar "sea" o "resulte" (Slm.112:2 LXX) o el eiV (eis) para decir "está" (Isa.1:5).

 

Jueces 11:1

הָיָה גִּבּוֹר חַיִל, וְהוּא, בֶּן-אִשָּׁה זוֹנָה 

trasc. "haiah gibor hail, uehu', ben-isa zonah"

trad.ing." was a mighty man of valour, and he was the son of a harlot;"
trad. "era un hombre poderoso de valor, y él era el hijo de una ramera;"

trad. directa: "ser fuerte persona, y ese-mismo, hijo-de una puta"

 

Aquí "haiah" (aiá) se traduce a 2ª persona singular tiempo pasado cuando en el hebreo original aparece en imperfecto o sin conjugar.

 

 

Sobre composición mixta

En cuanto a una posible composición compuesta no puedo dejar de lado un aspecto posible en la significación filosófica del tetragrama, aludiendo a la "uau" en su aspecto conectivo, de valor "y", por lo que el nombre יהוה podría significar en modo mixto י="ii" ese, ה="ha" es, ו="u" y, ה="he" será, es decir "i-ha-u-he", traduciendo "ese-es-y-será". Pero por supuesto, lo dicho es solamente a título especulativo para análisis, es solo una hipótesis.

¿Desde cuándo comienzan a usarse los nombres teofonos?

Este tema es importante y necesario para comprender la elaboración del nombre.

La respuesta a esta pregunta se halla en medio de debates por parte de aquellos que defienden el uso de un nombre particular para Dios. El tema abarca no solo la época en que se extendió esta costumbre de manera amplia sino porqué motivo no hallamos nombres hebreos con la parte teofona completa, tal como otros pueblos lo usaban según los dioses por ellos venerados.

Si nos remitimos al pasaje de Exodo capítulo 3, allí nos dice que el nombre fue conocido recién con Moisés en adelante. Y aquí comienza el primer debate. Muchos insisten que en el relato de la zarza Dios explica el significado de su nombre, no que lo da a conocer (en realidad lo explican los sacerdotes en el exilio). Los defensores de esta postura aseguran que desde Adán en adelante siempre hubo humanos que conocían cómo se llamaba Dios. Citan que Enós, nieto de Adán, comenzó a invocar el nombre (Gen.4:26), y remiten que Abraham invocó el nombre de Dios, tal como aparece escrito en Gen.13:4. También afirman que Noé alabó a Dios por nombre cuando citan Gen.9:26. Pero claro, Génesis se escribió en el exilio babilónico, y pudieron afirmar que así fue por convicción, no por evidencias.

Existen quienes bajo un manto místico aseguran que el nombre solo les fue revelado a unos pocos personajes bíblicos, como Adán, Enoc, Noé y Abrahám, siendo desconocido para los demás. Sin embargo, dicho punto de vista refuerza el concepto de lo oculto del mismo frente a la situación muy diferente a partir del siglo IX a.E.C. cuando era conocido y pronunciado libremente como el nombre de cualquier otra divinidad.

No obstante, si nos guiamos por el testimonio de la Biblia el nombre aparece con Moisés en adelante, y cualesquier otra postura solo resulta de enmarañadas interpretaciones. Es por demás obvia la contradicción de la Biblia cuando enseña que Abraham llamó el lugar del monte Moría por "ieue-iireh" (Gen.22:14) para que después de más de 200 años Moisés "escuchara" por boca de un mensajero divino la afirmación de que los patriarcas nunca le conocieron por ese nombre (Ex.6:3).

Con este ejemplo basta para desestimar la Biblia como un libro fiable, y también es preciso aclarar que la cronología de la misma cuanto más al pasado se remonta a partir de Moisés tanto más se torna confusa y errónea. Los especialistas consideran la mención de la ciudad de Ramesés mencionada en Ex.1:11 como la clave histórica arqueológica para establecer la fecha del éxodo hacia el 1100 a.E.C. Tal fechado nos lleva a la época del faraón Ramsés como el faraón del éxodo. Pero esta fecha obviamente no concuerda con la Biblia, que la extiende unos 200 años más hacia el pasado.

No obstante lo que nos interesa es saber cuántos nombres teofonos hebreos tenemos antes del éxodo. Buscando en la poco fiable colección hebrea del AT hallamos solo dos, a Judá y José, nombres de personajes sobresalientes. Otro más antiguo es mencionado en Ge.10:25, un tal Joctán, un tataranieto de Sem, pero no parece teofono. Lo cierto es que son relativamente pocos. Esto nos permite aventurar que se puede deber a dos razones. a) el nombre de Dios en la forma del tetragrama todavía no se había desarrollado. b) No era costumbre armar nombres teofonos.

La moda de los nombres teofonos la vemos ampliamente desplegada en el período de los reyes de Judá, pero tuvo sus inicios por la época de los Jueces, con personajes como "Joás", padre de Gedeón, Jonatán un nieto de Moisés (Juec.18); Iobab suegro de Moisés (Juec.4); pero todavía no estaban extendidos.

Curiosamente, los nombres más antiguos citados en Génesis 4 y 5 parecen estar compuestos con la teofonia de Baal, o muy llamativamente de Baal combinada con el prefijo ihu. Por ejemplo יבל en Ge.4:20 puntuado para pronunciar "iabal" pero la LXX lo escribe iwbel, trascrito iobel; también יובל en Ge.4:21 para pronunciar "iubal" donde la LXX coincide y escribe ioubal. Podemos apreciar en primer término la falta de acuerdo en cuanto a las vocales tanto del prefijo "ia"& "io" & "iu" como de "bel" & "bal". Probablemente al primero se le perdió la "uau", pero el segundo posee la misma voz "iu" tal cual pronunciada para el nombre de "Judá"; y tanto "bel" y "bal" parecen equivalentes. Se puede argüir la ausencia de la "ein" para formar la doble "a" para "Baal" en el TM, no obstante en 1Cron.8:23 la LXX escribe Asabal (asabal) para el nombre hebreo אשבעל (eshbaal) donde aparece claramente la "ein", ante lo cual es muy probable que los sufijos legados de "bal", "baal" así como "bel" converjan en un mismo personaje.

Estos ejemplos determinan claramente que el dios Baal era lo mismo que el IHUH, puesto que "iobel" significa "i-es-señor-alto". El nombre hebreo יבל de Ge.4:20 es muy claro al significar "i-señor-alto" y la forma יובל de Ge.4:21 muy apropiadamente es "iobel" o "iobal", y recordando las formas teofonas posteriores donde se alude a la presencia de la letra "he" hebrea, muy bien podría aplicarse a este ejemplo el mismo tratamiento escribiendo la voz "ieobel" o "ieobal", con lo cual el significado no cambia, queriendo decir "IHUH-es-señor-alto".

Otro aspecto también llamativo surge cuando, de considerar las formas "Yah", "iao" o "ieo" como fracciones del nombre completo, no se pueda hallar nombres con la parte teofona completa en ninguno de los archivos arqueológicos disponibles correspondientes a fechas anteriores al tratamiento diferencial sacro supersticioso del mismo. Si la inefabilidad arranca después del exilio babilónico, lo esperado sería hallar en archivos arqueológicos datados a períodos anteriores nombres teofonos donde el tetragrama apareciera completo, como por ejemplo para el nombre hallado de "Judá" deberíamos poder verlo escrito en la forma de "ihuhdh" (יהוהדה). Solo tenemos apenas dos o tres letras; y en los archivos religiosos, aunque de hecho los suponemos corregidos, igualmente apenas tenemos las letras para arribar al "iw" y el "iou" acorde a lo documentado por la LXX, pero nunca las cuatro letras.

Esto permite aventurar la hipótesis de que los nombres teofonos donde se alude al IHUH siempre fueron abreviados porqué fue la costumbre desde el principio, al tener reparos en pronunciar el nombre completo asociado con otras palabras para formar nombres propios, no así cuando aparecía solo. Pero con el tiempo acallaron hasta el uso del nombre aún cuando aludía a la divinidad.

El Shadday

Cuando investigamos en los escritos religiosos sobre el nombre de Dios en períodos anteriores a Moisés, hallamos otros nombres actualmente en desuso, aunque fueron usados en diversas ocasiones y en algunos libros de épocas bíblicas más recientes.

Así es como hallamos un pasaje de la Biblia donde aclara que en tiempos antiguos supuestamente Dios se había dado a conocer por otro nombre y no por el nombre inefable. Según el contexto del relato la información la recibe el mismo Moisés. En Ex.6:3 lee:

"Me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como El Sadday, pero mi nombre de YHVH no se lo di a conocer"

Muchos doctos están de acuerdo de que "el sadday" fue el nombre de Dios en la era patriarcal (Gen.17:1). Quizás ese era el nombre que invocaban y no el tetragrama. La expresión "el sadday" se hallan escritas en hebreo de la siguiente manera, tal como aparecen en el tanaj:

אֵל שַׁדָּי    el shaddai

Esta expresión es vertida como "Dios Omnipotente" en distintas versiones de la Biblia. Algunos consideran que su significado es "Dios de las montañas", sin embargo, como veremos más adelante, la expresión "shadday" se relaciona con otro término. El pasaje en hebreo, la primera parte de Ex.6:3 se halla escrito de este modo:

 וָאֵרָא, אֶל-אַבְרָהָם אֶל-יִצְחָק וְאֶל-יַעֲקֹב--בְּאֵל שַׁדָּי

"y aparecí, alto abraham, alto isaac, y alto iacob como alto dios"

Ya vimos algo similar aparecido en Ex.3:15. Ahora, si conoce este pasaje y a su vez también algo de hebreo pensará que he traducido mal. ¿De dónde sale ese "alto", en especial para "dios"? Lo cierto es que, según lo expuse brevemente antes, lo hice acorde a los significados originales de los términos y no a la costumbre regida por la tradición. La expresión "shaddai" muchos me corregirán diciendo que significa "omnipotente" y no "dios". Muchos me dirán que estoy equivocado al verter "alto dios" cuando debería traducir para el término hebreo "el" la palabra "dios" y no "alto" y haber escrito "Dios Omnipotente", tal como lo traduce la versión RV (Reina Valera) de la Biblia. En cambio, la BJ vierte en español directamente "El Sadday", una manera que volcada al español semeja en parte interpretada y traducida (El) cuando en realidad es una transliteración, y la otra también transliterada, resultando algo más familiar y a su vez desconocida. No obstante, por ambas traducciones se alcanza a entender por "el" como "Dios" o "El", y por "Sadday" "Omnipotente".

Ahora bien, de acuerdo a Herodoto, el explicó hace 2.500 años, que "dios" viene de los pelasgos cuyo significado básico es "el que todo lo puede", palabras transmisoras de ideas cuyos sinónimos podrían relacionarse con "siempre vigoroso" ú "omnipotente",*5 mientras que "el", expresión de origen fenicio "al", normalmente traducido "dios" (y para el plural alm=dioses) tal como ya vimos significa "alto", "elevado", "distinguido", "sobre", "desde arriba". Esta misma expresión usada también en hebreo no significa "dios" aunque todos lo traducen de esa manera. Por eso se entiende porqué motivo cuando se menciona a Abraham, Isaac y Jacob, a cada uno de ellos se les antepone en hebreo el título "el" (o "al") para indicar que eran considerados "altos", "elevados", personas de cierta jerarquía o escalafón social a quienes debían de dirigirse con respeto, diferente a como se dirigiría cualquiera al resto de las demás personas.

Lamentablemente la LXX en este pasaje pierde esa particularidad antigua y se torna confusa. Ellos traducen:

"και ωφθην προς Αβρααμ και Ισαακ και Ιακωβ θεος ων αυτων και το ονομα μου κυριος ουκ εδηλωσα αυτοις" 

"kai often pros Abraam kai Isaak kai Iakob teos on auton kai to onoma mou kyrios ouk edelosa autois"

En primer lugar notamos que dejan sin traducir el término אֵל antepuesto a los nombres de los patriarcas, pues si escribieran "elevado" todos se darían cuenta que אֵל  no corresponde con "dios", y si habrían escrito Dios ó dios, habrían pensado que los patriarcas eran adorados, conformando una sociedad de paganos. Por otra parte, en griego dice que el (dios) no se dio a conocer cuando se apareció a Abraham, Isaac y Jacob con su nombre "señor", sino como "dios existente". Es muy obvia la manipulación de las palabras originales hebreas cuando uno consulta directamente el TM. Primero, los griegos equipararon el "ehié" con el "saday" hebreos al usar la misma palabra griega "on" para ambos (ver Ex.3:14 LXX). Y luego, como ellos tradujeron "el" como "dios" en todos los lugares de la LXX donde alude a la divinidad, ello para transmitir a los judíos griegos el mismo concepto respecto al objeto de su veneración, no podían traducir al griego la palabra hebrea "shaddai" en el mismo pasaje conforme a su significado porque habrían repetido el término "dios". Y por cierto, es muy patente el reemplazo del nombre inefable por "kyrios".

El pasaje donde comenta que Dios se reveló ante Abraham como "el shaddai", es decir Génesis 17:1, vierte de esta forma la oración en hebreo:

 וַיְהִי אַבְרָם, בֶּן-תִּשְׁעִים שָׁנָה וְתֵשַׁע שָׁנִים; וַיֵּרָא יְהוָה אֶל-אַבְרָם, וַיֹּאמֶר אֵלָיו אֲנִי-אֵל שַׁדַּי--הִתְהַלֵּךְ לְפָנַי, וֶהְיֵה תָמִים

El pasaje completo traducido se puede leer en cualquier versión de la Biblia. La parte clave (resaltada en celeste) lee tal como pronuncia un sefardí: "vaiomer eliav  ani el shadday", esto es traducido en modo directo como: "y dijo sobre-el: yo alto ominoptente", lo que vertiéndolo al estilo actual sería: "y le dijo desde arriba: yo (soy el) alto dios".3* La palabra אֵלָיו pronunciada "eliav" es similar a la palabra עָלָיו pronunciada "alaiu" o "alav" en Ezq.1:3, y su significado es "sobre el", ateniéndonos que la aparición sobrenatural que relata imaginariamente la ubica en una posición por encima de Abrahám.

Ahora bien, ¿cómo vierte la LXX este otro pasaje? Cuando hallamos el pasaje notamos una revelación interesante. Ellos tradujeron:

"και ειπεν αυτω εγω ειμι ο θεος" , trascripto como "kai eipen auto ego eimi o theos", lo que traducido es "y dijole yo soy el dios".

En este pasaje la LXX en vez de transliterar el nombre "shadday" o colocar en su lugar la expresión griega "on" (wn = existente) que fue la palabra griega traducida para Shadday en Ex.6:3, lo traduce como "theos". Y ya sabemos el significado de esta palabra de origen griego.5* De modo que según la propia Biblia y su traducción más temprana al griego, sin necesidad de recurrir a complicadas interpretaciones, simplemente menciona que antes de Moisés Dios era conocido como el "elevado", "excelso", "alto" y también por el nombre de "dios" u "omnipotente", esto es en hebreo como Shadday. Por ende, el uso del tetragrama en los escritos sagrados para ser escuchados por el pueblo, el otro nombre, inevitablemente debió aparecer después.

En cuanto a la expresión hebrea "Saday" tenemos más relaciones. En Job 32:8 la LXX traduce para "Sadday" pantokratos y no "Dios" ni "el existente". La palabra "kratos" en griego quiere decir "poder" ó "poderoso" y "panto" viene de "pantote" cuyo significado es "todo". De modo que tendríamos otro sinónimo griego para el primitivo nombre de la divinidad.

También es interesante notar cómo la expresión griega a partir del término "kratos" se vierte en la LXX de maneras distintas al significado de "poderoso". Por ejemplo, en 1 Sam.2:16 utiliza krataiwV para la palabra hebrea "jazeká" traducida en español como "fuerza", dando a entender "fuerza de ley" o "autoridad". También vierte krataiaV  en el pasaje de 1Rey.18:2 para significar que el hambre dominaba o era fuerte en Samaria. En 2Rey.12:6,7,8,13,15 se usa para significar "obligación" y "requerimiento". En otros pasajes, como en 2Sam.2:7 y 16 se usa para significar "fortalecer" y "tomar con fuerza". De modo que bien puede ser un sinónimo de fuerza, autoridad, dominio o poder.

Por otro lado, otros comentaristas han señalado que la expresión "Dios" posee un significado diferente. De acuerdo a una explicación dada por Platón en Cratilo, donde pone en boca de Sócrates una especulación sobre su significado etimológico, allí la relaciona con el verbo "correr" aplicada a los astros o astereV. Plutarco nos brinda otra etimología de la palabra Dios en griego, manifestando que Theos estaría conformada de dos palabras: teatos y teón significando respectivamente: ‘contemplado’ y ‘que corre’*7. Sobre qeoV (theos) sabemos que posee relación con la palabra qenteV, tal como señala Herodoto (thentes). Y la raíz thentes en griego de la LXX se halla relacionada con la idea de movimiento y no de fuerza o poder. Dicho uso se lo puede ver en distintos pasajes como en Sal.78:17; Num.13:26; Gen.10:11,14; 14:5, 2:10, 27:30, Oseas 1:1, Isa.1:5, y otros. Se comenta que en la antigüedad los hombres mirando a los cielos y las estrellas dieron en llamarlas "thentoi" o "las que corren" por su constante desplazamiento por el cielo. Con ello se desea significar que en su origen "dios" o "dioses" (qeoi) señalaban a las estrellas y cuerpos celestes que se movían siempre, ante lo cual su sentido primario sería algo semejante a "corredor".*6

Pero igualmente, si bien designa el movimiento, también se relaciona con fuerza o poder al manifestarse como incansables, inagotables en su constante moverse. Es interesante que también en la LXX traducen "pantokrator" para "Tsebaot" en el libro de Malaquías y en otros libros, donde otras traducciones vierten como "huestes", "ejércitos" o directamente transliterado Sebaot, como otro nombre propio para Dios. Curiosamente, en Isa.9:6 la misma LXX translitera directamente en griego sabawt (Sabaot) del hebreo. Esta expresión solía acompañarse en la fórmula "yhuh sabaot". Y dado el uso del término "todopoderoso" también para "Tsebaot", donde otras traducciones traducen como "huestes" y "ejércitos", no solo nos induce a comprender la sinonimia existente entre tales palabras sino que nos lleva a recordar la frase "los ejércitos de los cielos" (צְבָא הַשָּׁמָיִם, tseba hashamim, 2Rey.23:5) cuando se referían a los cuerpos estelares. En la concepción de los pueblos antiguos los astros eran seres animados, considerados dioses o semidioses. Estaban el dios Sol, la diosa Luna, las diferentes estrellas, planetas y constelaciones. De hecho, la astrología se hallaba íntimamente relacionado con lo religioso, y eran los astros quienes finalmente decidían o eran los ejecutores de todos los sucesos terrestres.

Ahora estamos en posición de poder relacionar todo y apreciar cómo en su origen arcaico en las tierras griegas nació la expresión para referirse a los "infatigables corredores" posiblemente como "thentoi", poderosos cuerpos estelares, que al ser personificados divinamente se convirtieron en aquellos que todo lo podían al poseer el poder y la fuerza para lograr cualquier objetivo o propósito dinámico.

Y ciertamente existía correspondencia con la cultura religiosa semítica, compartiendo una cosmovisión similar aunque en la asignación de los términos elegidos para referirse a lo mismo existiesen diferencias. Mientras los pelasgos formaron el nombre de las divinidades a partir del concepto sobre la "dinámica", los pueblos cananeos y semitas lo formaron a partir de su "categoría" o posición elevada, arriba, comprendida en sentido de orden y escalafón de mando o autoridad superior.

Además de estos calificativos había otro nombre más. Con respecto al término "dios de las montañas" que algunos pretenden aplicar a "El Shadday" es muy probable que corresponda a "Elion", acorde a un pasaje de Amós 4:1 cuando traducen "montañas de Samaria" de la palabra hebrea שֹׁמְרוֹן (shomeron). "Elión" es de hecho otra expresión que se halla relacionada, otro nombre o título de la deidad hebrea que aparece en Gén.14:19,20; escrito en hebreo como עֶלְיוֹן. La terminación hebrea "on" refuerza de por sí el significado de excelso o elevado de la voz "el", motivo por el cual la mayoría de las traducciones vierten este término en español como "Altísimo". (Ver rt4) Este nombre se usa en diferentes pasajes del AT, como por ejemplo en los Salmos.

La voz hebrea "el" traducida normalmente como "Dios" según distintos comentaristas se relaciona con la voz árabe "al", de allí provendría el nombre "alá" de los musulmanes para Dios, cuyo significado es básicamente el mismo, esto es el alto, excelso.

 

Significado filosófico de las letras hebreas (tomado de otra página de Internet)

Iod: La décima letra es la iod. Su tamaño la coloca como la letra más pequeña e indivisible, no como en el caso de todas las demás letras que están compuestas por varias partes. Por consiguiente, representa al Todopoderoso en Su condición de único e indivisible. A pesar de que en muchas circunstancias vemos actitudes diferentes, todas parten y salen de un único núcleo. La iod representa lo infinito, ya que a este sólo lo marcamos con un punto, al no poder graficar su magnitud.

He: La quinta letra hebrea. Dice el Talmud: Dios creó el mundo con dos letras que representan Su Nombre: "la iod y la he". Con la primera creó el mundo venidero y con la segunda este mundo. Su forma está compuesta de dos partes, una dalet y una iod. La dalet tiene una línea vertical y una línea horizontal. Eso es este mundo, donde todo tiene medida y ocupa espacio. La iod, que es sólo un punto, representa el mundo infinito, donde no rigen las leyes físicas. O sea, también en este mundo está el componente espiritual, Divino. Su pronunciación no requiere casi esfuerzo alguno, así como fue para Dios crear el mundo.

Vav: La sexta letra. Su valor, seis, representa algo completo y terminado. El mundo fue creado totalmente en seis días. Todo objeto completo y cerrado tiene seis lados: arriba, abajo, derecha, izquierda, frente y espalda. El pueblo judío es una nación completa e independiente. Es por ello que desde la salida de Egipto siempre fueron 600.000 como las 600.000 letras de la Torá. La letra Vav es la "Y" en español que se utiliza para unir frases, conceptos, objetos, etc. La Vav es entonces la unión.

 

*1 Dios en el Antiguo Testamento por el profesor Sergio Zañartu. Según R. de Vaux (pg.335-337) la mejor

     traducción de la fórmula de Ex.3:14 sería: "Yo soy el Existente".

*2 Ver ejemplo nombre de Moisés escrito en griego: MwushV. Aquí la "ipsilon" queda como "i" o "y" griega,

     traduciendo "Moyses".

*3 Otros hebreos vierten para El Sadday "Dios Todo Poderoso", considerando a "El"=Dios, cuando

     "todopoderoso" es realmente el equivalente al origen de la palabra Dios de los pelasgos según Herodoto.

*4  El sentido de interpretar la expresión "El" hebrea como alto o elevado también es corroborado por otros, como en una

      fuente que señala para "Elyon" Dios altísimo.  Hatikva. También es posible, según mi opinión, que "Elyon" tenga conexión

     con la expresión "dios de las montañas", acorde a un pasaje de Amós 4:1.

*5 "A todos designaban (los pelasgos) con el nombre de "Theoi" (dioses) derivado de la palabra "thentes" (en latín ponentes),

       significando que todo lo podían los dioses en el mundo, y todo lo colocaban en buen orden y distribución:" Los nueve

        libros de la historia, Herodoto, pág.170. Nota: los paréntesis fueron colocados por el copista o traductor del libro de

        Herodoto.

*6  "Yo por mi parte sospecho, desde luego, algo así: me parece que los primeros hombres que rondaron la Hélade tuvieron

        sólo por dioses, precisamente, a los mismos que la mayoría de los bárbaros tienen todavía hoy: al sol y la luna, a la tierra, a

         los astros y al cielo. Pues bien, como veían siempre a todos estos en movimiento y «a la carrera» (théonta), les pusieron el

         nombre de «dioses» (theoús) a partir de la naturaleza ésta del «correr» (theîn). Posteriormente, cuando hubieron

        descubierto a todos los demás, siguieron ya llamándoles con este nombre." Cratilo 397d

*7  Libro XI,1.

 

 

                            volver a la página anterior             Ir a la página siguiente

                                        Ir al índice                             Ir a la página de fuentes